Generosidad 2.0. Reflexiones post-Sevillanas

Puedes hacerlo por generosidad, a mi me gusta ser generosa –dijo mi amiga MJ en medio de una conversación.

Una de los desafíos que lanza internet al mundo de la educación es que mientras que el uso de la red es una cuestión individual donde todos somos alumnos que hacemos preguntas y, a la vez, buscamos respuestas, el paradigma educativo actual se fundamenta en la existencia de dos actores, uno que dispone de los conocimientos y procedimientos a transmitir y otro que tiene el deseo/necesidad u obligación de aprender dichos conocimientos y procedimientos.

Así pues, la polémica está servida: ¿Cómo plantear la enseñanza en la era 2.0? ¿Cómo enfrentarse a alumnos con internet en el bolsillo?

De vuelta de Sevilla, donde impartimos un curso para el IAPH sobre las utilidades de los smartphone para la interpretación del patrimonio, con MM llegamos a la conclusión de que la única actitud posible ante tal situación es la generosidad. La velocidad con que se suceden los cambios nos convierte a todos en profesores y alumnos al mismo tiempo, y nos ha dejado con una única alternativa posible: compartir y aprender de la construcción común. Así pues, siguiendo los pasos de mi amiga MJ, conviértase la generosidad en la base de la educación 2.0!

Uno de los miles de generosos tutorials que circulan por internet:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.